NOTICIAS

Informando a ustedes

Espejismos Peligrosos

Bajo un sol que cae a plomo derretido sobre su espalda, el hombre se arrastra sobre la arena. Sobre su rastro se puede encontrar el momento justo en que su camello decidió seguir por otro camino y abandonar a su dueño. “Estúpido camello” piensa el hombre mientras se acerca cada vez más al verdor que le promete abundante agua unos cientos de metros más adelante. Cuando al fin llega a lo que parecía un oasis, el hombre solo encuentra arena recalentada y se da cuenta de que el camello sabía muy bien los engaños que un espejismo le causa a los hombres y por eso decidió buscar por su propia cuenta sin hacerle caso al estúpido que siempre le había tratado mal.


Ciertamente hoy en día no se circula por el desierto en camellos sino en confortables 4X4 y si alguien cree divisar un oasis, envía primero un dron para asegurarse de que no se trate de un espejismo dispuesto para jugarles una mala pasada.


Sin embargo, los espejismos siguen existiendo. Y no solo en el desierto sino aquí, muy cerca de nosotros. En vez de ofrecernos agua y sombra, nos ofrecen una vida feliz en cómodas cuotas, ten cómodas que llegamos a creer que no existen.


Desde la oferta de millones de productos, algunos necesarios pero la mayoría inútiles, hasta las facilidades de financiamiento y la multiplicación de instrumentos de crédito; todo contribuye a que estés pagando y endeudándote “sin darte cuenta”.


El consumidor que se descuida olvida que ninguno de los créditos que firma o los montos de deuda que asume sin anotar se traducirán en montos que se irán acumulando hasta que en su espalda le crezca una joroba de deudas muy parecida a la de los camellos.


Pero, mientras tanto, el espejismo le convence de que todo estará perfectamente bien y que, si sigue por el camino por el que va, pronto tendrá dátiles frescos y agua en abundancia (le prometerá cualquier cosa para que siga endeudándose).


Sin embargo, tal y como le ocurrió al hombre del cuento en el inicio, llegará el día que el espejismo desaparece y el hombre estrujará entre sus dedos, no arena, sino montones de cuentas por pagar.


ESE ES EL MOMENTO PARA QUE, QUIENES SABEN DE LOS PELIGROS DE LOS ESPEJISMOS LLEGUEN CON UNA CANTIMPLORA DE AYUDA Y DEN DE BEBER AL SEDIENTO DE SOLUCIONES LA OPORTUNIDAD DE SOBREVIVIR A SU DESCUIDO


ESO ES LO QUE HACEMOS EN DEUDA CERO


TE PODEMOS COLOCAR FRENTE A UNA DE DEUDA MANEJABLE PARA QUE PUEDAS REORGANIZAR UN PRESUPUESTO NORMAL.


DEUDA CERO TE AYUDA A SOBREVIVIR AL ESPEJISMO QUE TE ENGAÑÓ Y TE INSTRUYE PARA QUE NO TE PASE EN EL FUTURO.


1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo