NOTICIAS

Informando a ustedes

Cuidado con el Vigilante

Usted puede ser uno de los 200 millones de norteamericanos cuyos datos reposan en alguna compañía de informe de crédito. La exactitud de esos datos y su correcta interpretación es vital para acceder a servicios financieros que le permitan obtener créditos a un costo más bajo para abrirse nuevas posibilidades laborales, convertirse en emprendedor, acceder a una vivienda o a servicios médicos o educativos indispensables.


LA INEXACTITUD DE SUS DATOS EN PODER DE LAS COMPAÑÍAS DE INFORMES DE CRÉDITO PUEDE HACER SU VIDA MUCHO MÁS DIFÍCIL.


De ahí la necesidad de que usted revise constantemente sus datos y los confronte con los que posee la agencia para buscar que estos reflejen su realidad. De no ser así, debe proceder de inmediato a interponer una queja para que el error se repare.


Pero surge un problema que cada vez adquiere mayor envergadura.


Estas compañías son supervisadas por la CFBP (Agencia de Protección Financiera del Consumidor) y las alarmas saltaron cuando en su último informe, la CFBP señala que las tres grandes compañías: Equifax, Experian y TransUnion apenas brindaban soluciones concretas al 2% de las quejas presentadas el pasado año.


De las 700.000 quejas que la CFBP recibió entre Enero del 2020 y Septiembre del 2021, más de la mitad se refieren a las tres agencia mencionadas y fundamentalmente tienen que ver con datos inexactos, errores de identidad o fallas en el procesamiento de estos.


Las compañías están obligadas, según la Ley de Informes de Crédito Justos (FCRA) a realizar una revisión de las quejas que se les envían e informar a la CFPB cuando los consumidores se quejan de información incompleta o inexacta y ya hayan intentado previamente solucionar el problema con una de las compañías. Sin embargo, las compañías señaladas no proporcionaron respuestas sustantivas, especialmente si las quejas eran presentadas por terceros, a pesar de que es una práctica aceptada.


Las irregularidades más comunes son las de prometer respuestas concretas que nunca se producen, así como tampoco se eleva el informe correspondiente a la CFBP.


Los consumidores se quejan, por una parte, de las inexactitudes que encuentran en sus informes, pero también se quejan de la falta de atención necesaria para resolverlos. Las respuestas automatizadas, muy utilizadas por las compañías no permiten muchas veces exponer los casos, que pueden ser muy complejos, de manera personalizada. De la misma manera se hace evidente para los consumidores la diferencia de trato cuando la queja es presentada por un tercero.


La CFBP por su parte cuestiona el no recibir la información que están obligadas las compañías a entregar.


Las compañías enfrentan así un doble frente: los consumidores por un lado y la CFBP por el otro. Es decir, están en la mira de aquellos a los que deben vigilar y de aquel que los vigila a ellas.


¿Por qué se ha llegado a este punto?


Según el director de CFBP, Rohit Chopra "El oligopolio de informes de crédito de Estados Unidos tiene pocos incentivos para tratar a los consumidores de manera justa cuando sus informes de crédito tienen errores".


El crecimiento de cuestionamientos tan graves como el anterior, hace suponer que es necesario un cambio de perspectiva para atacar un problema que atenta contra uno de los valores de la nación: La Justicia.


11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo